MÉTODO ENERGYS Y LA OCUPACIÓN VITAL

Sistema y Jefatura Negativa vienen desintegrando la vibración de la energía humana desde tiempos antiguos. Han adoptado distintas formas y estrategias, pero la consecuencia para los hombres y las mujeres del planeta siempre es la misma: la vida carece de plenitud, y su significado ha sido alterado y manipulado, ¿la finalidad de la vida es la fama y el dinero? ¿La finalidad de la vida es el latido personal que se armoniza con el latido de la Naturaleza y la Comunidad?

Sistema y Jefatura Negativa han sometido a los seres humanos a situaciones indignas, provocando un sufrimiento que se ha asentado en sociedad como una característica normal y habitual. El dolor psicológico se ha incrementado considerablemente hasta convertirse en un negocio rentable para la industria farmacéutica. Se continúa infringido severos daños a la población mundial y al mundo natural. ¿Existe una solución a los grandes desafíos actuales o toda salvación para nuestra especie se ha perdido?

No se puede reformar o modificar El Sistema que se basa en el esquema piramidal donde una élite se sitúa en la cúspide para dirigir el planeta como amos y dueños. Esta Jefatura Negativa impide que las personas desplieguen sus Dones Naturales y sus Talentos Particulares para el beneficio común que se comparte con alegría en la fraternidad que une las almas. La técnica del individualismo y el enfrentamiento constante que provoca distancia y separación, triunfa en la sociedad del siglo XXI. Pero ¿qué sucede si el ciudadano recupera los Principios Humanistas Fundamentales? La respuesta es simple y clara: alcanza dignidad y crea conjuntamente con los demás miembros de su comunidad la Sociedad Mejorada. Así de fácil es la cosa.

Alentamos la evolución altruista desde una rebelión pacífica y una revolución silenciosa. Sin necesidad de enfrentar al Sistema o derrocar a la Jefatura Negativa. Nada que ver con política o filosofía, puro pragmatismo de supervivencia. Únicamente un movimiento de innovación que surge del despertar de la consciencia y la comprensión de la Anarquía del Alma. Nuestra época, ¿es perfecta para la mutación personal y social? ¡Claro que sí!  

NACIÓN GLOBAL ENERGYS no pretende derribar el mecanismo económico tradicional, sencillamente lo complementa, enriqueciendo la actividad de los hombres y las mujeres del mundo que se empoderan para obtener autonomía e independencia, eso es: la emancipación del Sistema y el control de la propia vida.

La mayoría de las personas coinciden en señalar que vivimos en una sociedad profundamente enferma y trastornada. ¿Cómo puede darse más valor a las leyes que a las personas? Si sólo importa el cargo y su función operativa dentro de un organigrama, sin valorar a la persona que lo desarrolla, ignorando sus habilidades y destrezas, castrando su vibración interna, entonces… ¿quién gobierna el destino de nuestra raza?

El Sistema es una estructura artificial que organiza a su gusto y gestiona la Jefatura Negativa para su propio beneficio, pero… ¿cómo pueden gobernar doscientas familias a una masa poblacional de siete mil quinientos millones de personas? Sólo hay una forma: con el consentimiento de toda esta enorme cantidad de personas que se someten voluntariamente a la esclavitud.

El Sistema tiene víctimas y verdugos, presos y carceleros, vegetales humanos y secuaces de la Jefatura Negativa, todos soldados del sistema que habitan la tercera dimensión. Sin embargo, en la 5ªDimensión se encuentran los ciudadanos cósmicos que se reúnen con la generación cósmica que construye la sociedad cósmica. Así nace la Sociedad Mejorada, desde la vibración íntima del ser humano que resuena y se alinea, sintoniza y se sincroniza, logrando la sinergia y la simbiosis. Nos referimos a la comunión de las almas que vibran como una sola. Esto es la armonía del cosmos. Belleza y Verdad que nada tienen que ver con la Ley y el Orden. Es la sutileza del equilibrio y la invariable permanencia.

¿Cuál es la cuarta dimensión?… el puente entre la tercera y la quinta… el sendero invisible que se hace visible… la transición, un trayecto personal e intransferible que solamente puede realizar uno mismo (abrazarse por dentro y conciliación). Igual que lo virtual se sitúa en un punto difícil de visualizar que sin embargo, incide en la vida cotidiana para determinarla, de igual forma hay un viaje espiritual del cuerpo al encuentro con su espíritu universal y la comprensión de que todo es una y la misma sola cosa: energía cósmica.

Padres y madres y abuelos permiten que se impongan las distintas formas de autoridad arbitraria. La degradación sistemática consiste en asentar la idea de la inferioridad que causa baja autoestima, para que desde la cuna el pequeño ciudadano se considere de menor valor que las normas y doctrina oficial y leyes burocráticas, es decir, para que desde la infancia se menosprecie a sí mismo dando valor a los manuales de conducta que dictan qué hacer, cómo y dónde y cuándo hacerlo, sin espacio para la creatividad y el fluir de la energía. Así somete y domina el 1% de la población mundial al resto de la población del planeta Tierra.

El Autómata del Sistema es aquel hombre o mujer que aplaude el código moral y obedece el código legal, acomodándose al mecanismo económico sin cuestionar el fraude y la injusticia social. Viene a ser la perfecta pieza del engranaje que encaja para que el Sistema siga funcionando y la tiranía de la Jefatura Negativa pueda perpetuarse otra década más.

Sí se puede maniobrar con una alternativa sin entrar en conflicto con el Sistema y la Jefatura Negativa… ¡por supuesto! Este es justamente el desafío existencial de todo ser humano que aprecie su vida: la oportunidad de una vida plena, desde la totalidad del ser.

El alma humana tiene la necesidad de expresarse y expandirse, manifestándose en la comunidad. Esta es la experiencia vital de mayor gozo que un ciudadano puede alcanzar jamás. No tiene nada que ver con el “proceso de poder”. El proceso de poder consta de tres fases: objetivo, esfuerzo y consecución del objetivo. Empuja el Sistema a las personas a querer y desear cosas cuya obtención requiere de esfuerzo y sacrificio. Es el origen de la materialidad y la aceptación del “alquilarse para obtener dinero” que permite comprar objetos y posesiones.

La experiencia vital de mayor gozo es la Ocupación Vital, es decir, realizar las actividades con las que se disfruta, al margen del beneficio económico. ¿Cuántas personas disfrutan con el trabajo  laboral que desempeñan? Los empleos, ¿son el reflejo de las habilidades de la personas o un sometimiento al jefe que ordena y al que se obedece ciegamente para conseguir el pago mensual que permite pagar facturas? En todo lo que se gasta, son cosas necesarias o son superfluas y prescindibles… Esto es vivir en el círculo vicioso, la tercera dimensión de los esclavos que se consideran a sí mismo felices porque pueden comprar aquello que la publicidad dicta.

Existe una falsa libertad. El libre albedrío es mucho más potente que la libertad que dibuja el Sistema. La alegría innata que habita el alma es más valiosa que la falsa felicidad del momento que se desvanece en cuanto sale la nueva versión o el modelo perfeccionado. El consumo y la industrialización han instaurado la obsolescencia programada y, así, una bombilla que puede tener una vida eterna es fabricada para que se funda al cabo de ciertas horas de uso, igual que los teléfonos y las computadoras y toda clase de electrodomésticos. Sucede con el amparo de los gobiernos y las leyes que favorecen a las grandes corporaciones. Sucede con los gobiernos de izquierdas y de derechas, no importa el color político, las entidades financieras gobiernan a los gobiernos. Pero se sigue votando en las elecciones, a sabiendas que la Democracia es un fraude, igual que lo es la Justicia. ¿Por qué?…

Los ciudadanos están divorciados de sí mismos, hipnotizados, sedados, borrachos de materialidad, confundidos en un mar de creencias absurdas y de noticias oficiales engañosas. Se exilian del mayor tesoro que disponen: su alma. Se separan de los atributos cósmicos y se alejan de la plenitud del ser verdaderamente completos. Por consiguiente, jamás se puede culpar al Sistema o a la Jefatura Negativa. La responsabilidad de la propia vida depende de quien ostenta la soberanía de la vida, en definitiva, cada uno, la propia, y, a partir de la manera de ser y estar en el mundo es que se crea la Sociedad Mejorada o se perpetúa ésta Sociedad Enferma. 

La moderna civilización ha logrado que las personas, como no tienen que esforzarse para satisfacer sus necesidades más básicas y principales, al menos en los países del norte, llenen largas listas de objetivos insulsos y artificiales que proporcionan vidas de plástico.  Lo dramático del asunto es que persiguen esos objetivos con la misma implicación que deberían poner en el análisis y cuestionamiento del ¿para qué hago lo que hago en mi vida cotidiana?

Preguntas del tipo: actúo desde adentro o solamente reacciono a la influencia externa y a los dictados del Estado y la Religión y el Mercado y la Publicidad… Esta clase de preguntas, deben de hacerse cada día antes de abandonar la cama, ¿sí? ¿no?

Para los ciudadanos con consciencia, la mayoría de las actividades relacionadas con la obligación del trabajo y el entretenimiento escapista, son menos placenteras que la persecución de propósitos auténticos que dotan de significado al existir. Sin embargo, a la honestidad inicial no le sigue un coraje o valentía para ejercer desde la dinámica del alma la actitud y conducta que refleja en la comunidad la totalidad de su energía.   

La realidad es que la mayoría de las personas que se involucran en acciones relacionadas con la acumulación de dinero y propiedades, nunca queda satisfecha. Siempre quieren más y más. Lo que obtienen es una inestabilidad, nunca una seguridad o felicidad. Mantienen una constante de intranquilidad y un vacío que únicamente se reduce con mayores cuotas de poder que a su vez, genera acciones teñidas de brutalidad y violencia social. Cuanto más poder buscas y alcanzas, más corrupto e insensible te vuelves y, así es imposible que exista el amor a uno mismo y al resto de la familia humana de la que todos formamos parte.

La mayoría de las personas precisa un cierto grado de “libertad” para conseguir sus objetivos, pero es falso el camino que se recorre y también es falso el destino al que se dirige. Ni son libres los ciudadanos, ni tampoco serán felices al final, cuando crucen la línea de meta. Y lo que es peor, todo el viaje es un sufrimiento invariable.

Aunque pueden esforzarse y, de hecho, lo hacen, y mucho, ellos y ellas no se esfuerzan desde la autonomía e independencia que les permite ver la totalidad del bosque. Han sido instruidos para ver sólo el árbol de su complacencia momentánea que se desvanecerá al día siguiente, para activar nuevamente todo el proceso.

Un ciudadano que no tiene en cuenta a los demás y que nunca considera al alma vital o la energía cósmica, no es ciudadano. Es un soldado del Sistema. A la Jefatura Negativa no le interesa la empatía o la solidaridad o la Naturaleza, entendido el planeta como un organismo vivo. Estas condiciones, ¿exculpan a las personas? 

Los esfuerzos de los hombres y las mujeres deben ser el resultado de su propia iniciativa y deben estar bajo su propia dirección y control, así, la consecuencia de sus actos, es de su absoluta responsabilidad. Pero el empleado dice “me dijo el jefe que así lo hiciera” igual que el soldado atestigua “yo seguía órdenes” o el partidario político afirma “fue nuestro líder quien nos orientó la forma de actuar”. No hay más gurú espiritual o maestro o director que el propietario legítimo de la vida que habita en el cuerpo.

Los ciudadanos no deben simplemente seguir el procedimiento de la administración pública, sobre todo, cuando la administración pública no salvaguarda los intereses del pueblo y, sin embargo, refuerza el abuso de poder para las élites.    

Aunque la mayor parte de las personas padecen aburrimiento, desmoralización, baja autoestima, sentimientos de inferioridad, derrotismo, impotencia, depresión, ansiedad, frustración, sentimientos de culpa, año tras año, la forma de vida actual transcurre protagonizada por un rebaño civil perturbado a falta de tomar el timón del navío que es su existencia humana.

El desasosiego se torna hostilidad que deriva en malos tratos al cónyuge y a los hijos y compañeros de trabajo y vecinos. A menudo aparece un comportamiento sexual sádico o unas relaciones personales frías, bastante insomnio, mucha adicción a la tecnología, diversos trastornos psicológicos y una alimentación que en vez de alimentar intoxica. Los medios de comunicación tradicionales envenenan a los ciudadanos, cómplices del Sistema que los retribuye con anuncios y circulares gubernamentales que sustentan su negocio. Pero todo esto ha llegado a su fin con la aparición de Método ENERGYS.

El ser humano necesita poco, y lo poco que necesita, lo necesita poco. Hay que decir –basta- a las tendencias orquestadas desde la industria de la publicidad y el marketing, pues son necesidades artificiales  que persiguen acciones sustitutorias al verdadero sentir de la vida que vibra bajo la piel. No se pueden despertar necesidades que nunca existieron, sin embargo, se inventan modas y costumbres para el consumo frenético y el aborregamiento institucionalizado. Se impone la vanidad que proviene del Ego. Se asigna la insensibilidad y lo superficial como modelos estándar y corrientes lógicas en una civilización de progreso. Pero, ¿dónde está el progreso? Hoy, somos mejores personas que en épocas primitivas donde la tribu se retroalimentaba y el problema de uno era el problema de todos y, juntos, resolvían el desafío…  

La carencia de propósitos vitales y de la falta de autonomía para alcanzarlos, es una señal de alarma ante el alma que está siendo sustituida por un Ego elaborado por el Sistema. El ciudadano está siendo articulado con mando a distancia por parte de la Jefatura Negativa. La estructura financiera del planeta refuerza el egoísmo y la codicia, así los secuaces tienen su espacio para la especulación. La rentabilidad proviene de la información privilegiada y la traición.

Aparentemente, con dinero en el bolsillo podemos hacer lo que queramos. Pero cuando te fijas bien en la naturaleza de las cosas, en el verdadero margen de maniobra, descubres lo irrelevante de la libertad que proporciona el Sistema. La autonomía de las personas es limitada y escasa, y, es justamente a partir de este punto de inflexión que Método ENERGYS dota de potencialidad al medio de pago que se constituye en Divisa Humana y Capital Social respaldado por los hombres y las mujeres del mundo que le dan valor y lo resguardan con sus atributos y la validación, que proviene de las puntuaciones y la confirmación de las transacciones.

Por fin la famosa frase toma sentido “Un gobierno del pueblo, por y para el pueblo”. Basta con variar una palabra: el dinero que crea la población, por y para la población del planeta, al margen de la influencia negativa del Sistema. Dinero que empodera a los ciudadanos que obtienen libertad para la Ocupación Vital que dignifica a las personas. Y todo regulado por un banco mundial que es en realidad el Sindicato de las Personas, cuya asamblea se constituye para dinamizar la Agenda Ciudadana Planetaria.

El Sistema y la Jefatura Negativa ya no pueden doblegar a la población mundial. La ciudadanía planetaria tiende paulatinamente a regular cada vez más y mejor su actitud y conducta que se refleja en la Sociedad Mejorada. Estamos haciendo juntos, y unidos, lo que nunca antes se ha hecho en la historia de la humanidad. Internet lo permite. La tecnología otorga al gran número de usuarios la fuerza suficiente para convertir la utopía en realidad viable.

La investigación científica, cuyos partidarios afirman que los motivos que los impulsan a investigar son la “curiosidad” o el deseo de “beneficiar a la humanidad”, mienten descaradamente (igual que lo hace el político que asegura querer ayudar al pueblo). El motivo principal para investigar de la mayoría de los científicos es la satisfacción económica y el estatus o posición de poder en la industria. Su trabajo se centra en problemas muy específicos que vienen determinados por los intereses del consejo de administración de los grandes laboratorios y corporaciones industriales. Ninguna relación con el bienestar de la raza humana, más bien constituyen una agresión directa al conjunto de la población, además de un peligro para la raza humana, por ejemplo, en el caso del área farmacológica o militar.

¿Qué sentido tiene acudir a una fábrica cuyo producto es la elaboración de armas y bombas y drones que dañarán al planeta y perjudicarán a seres vivos?

Los hombres y las mujeres de hoy están sometidos a una maraña de normas y regulaciones y su destino depende de las acciones de entidades biológicas de inteligencia avanzada, pero absolutamente torpes en el amor. En las decisiones importantes, los ciudadanos son excluidos y nunca pueden intervenir, excepto en el caso de Banco Mundial DONES y TALENTOS que promueve la innovación social. A través de los Bonos ENERGYS, que son préstamos sin interés o gastos de gestión y, su única devolución consiste en aporte social de valor para la comunidad, la excelencia humana dispone de un ancho canal para navegar.

La tecnología tiene una función estratégica que bien gestionada, facilita la eliminación del obstáculo: la arbitrariedad de burócratas arrogantes que han jugado el papel de árbitros y jueces. Ya no más intermediarios, permisos, impuestos, autorizaciones, sellos gubernamentales y demás medidas de vigilancia y control. Nada más transparencia y acceso libre y gratuito a la información total.

El Sistema tiene que regular el comportamiento humano para poder funcionar. La Jefatura Negativa tiene que dominar a las personas para poder existir. Pero los hombres y las mujeres del mundo, ya no tienen que arrodillarse. Ahora pueden acercarse a su naturaleza más íntima y desplegar sus dones y talentos, alcanzando la conducta humana que sobrevuela por encima del laberinto de la ignorancia.

La tecnología es una tendencia social que nadie puede negar (no hay más que fijarse en la gran cantidad de criptomonedas que han aparecido). La posibilidad del Blockchain es un descubrimiento fantástico para la ciudadanía planetaria, pues por primera vez la organización puede realizarse de manera lineal desde la base. Es como si la pirámide se invirtiera y la mayor cantidad de personas fuera quien ostenta el destino de nuestra raza y el planeta. Nunca más repetir lo que ha sucedido hasta la fecha: que unos pocos gobiernan con tiranía déspota sobre la totalidad de las personas que habitan la Tierra.

No es conveniente continuar con el mecanismo financiero clásico que continuamente restringe la libertad de movimiento de los ciudadanos, con sucesivas reglas y normas que se sitúan detrás del paraguas gubernamental de lo legal y oficial.

Los políticos han demostrado ser incompetentes para erradicar la pobreza del mundo. ¿Por qué roba un delincuente?… En la mayoría de los casos, porque no tiene empleo ni forma de obtener dinero. Pero esta realidad ha variado.

Si alguien imagina que es posible un mundo saludable y pacífico y solidario, que se considere a sí mismo miembro de NACIÓN GLOBAL ENERGYS. Los desafíos sociales que enfrenta nuestra raza son mucho más simples y manejables de lo que ha explicado la Jefatura Negativa, amparada en las sombras detrás del Sistema. Es desde los Principios Humanistas Fundamentales que desaparecen la degradación ambiental, la corrupción política, el tráfico de drogas o la violencia doméstica.

La evolución altruista es más fácil que la reforma del Sistema o la decapitación en la plaza pública de la Jefatura Negativa. La Anarquía del Alma es el hallazgo más audaz para los hombres y mujeres del planeta. Únicamente hace falta el compromiso y la responsabilidad que cada ciudadano debe afrontar en solitario para ver su mejora personal reflejada en la mejora del mundo.

Nunca han sido estas palabras un vehículo para convencer. Esperamos haber llamado la atención. Anhelamos la reflexión profunda del Lector, y, una vez desconectado de la mente y el Ego, acariciando al corazón sensible que se acerca a la esencia del alma,  aguardamos la mutación de cada ciudadano cósmico que toma consciencia y contribuye a despertar a las demás personas en exceso dependientes del Sistema. Atrapados todavía en la pegajosa telaraña tejida por la Jefatura Negativa.

Método ENERGYS hace compatibles libertad y tecnología, dignidad y dinero, ocupación vital y beneficio social.

El más intrépido levantamiento del pueblo no es armado… es la conciliación con uno mismo, el abrazarse por dentro y desplegarse en la totalidad de la potencialidad humana que se manifiesta en nuestra comunidad. Así, desde abajo, se construye con pilares sólidos, originando otro mundo posible más humano y alegre.

EL COMPORTAMIENTO ESTÁNDAR DE LOS SOLDADOS DEL SISTEMA

Las sociedades llamadas “de progreso”, ¿deben presionar a sus miembros para garantizar el funcionamiento correcto de la organización? ¿Quién debe determinar qué es lo correcto? ¿Quién debe asegurar que la organización funcione? ¿Si alguien dice qué hacer y vigila y controla que se haga, ¿ésta persona es miembro de la sociedad o se sitúa en una posición distinta?

El Sistema es una forma de organización social. La Jefatura Negativa es un grupo de personas que se han situado en una posición privilegiada para decidir lo que debe y también, aquello que nunca puede hacerse, excepto es su caso, pues ellos y ellas están por encima del bien y del mal. Esta élite habita la cúspide de la pirámide que regula la organización social que llamamos civilización. Se esconden entre las sombras, detrás de las instituciones que tejen la pegajosa telaraña donde quedan atrapados los ciudadanos.

Las herramientas operativas principales son dos: Estado y Religión. Le siguen dos instrumentos básicos: Dinero y Mercado. Luego se añaden las Ilusiones del Sistema, para reforzar el combinado perfecto que garantiza la dominación de los seres humanos, y son: la democracia, la justicia, la educación, la sanidad. Existen otros elementos determinantes que aseguran el sometimiento, y son: el miedo y la felicidad, la seguridad material y la seguridad nacional. Así se configuran los elevados y gruesos muros del laberinto de la ignorancia que, sin embargo, cualquier hombre y mujer del mundo logra sobrevolar cuando se abraza por dentro y conecta con la voluntad consciente y despliega sus dones y talentos.    

Estas formas de control y vigilancia y sometimiento para la dominación, son presiones brutales y crueles ejercidas con delicadeza y suavidad. Desde los medios de comunicación tradicionales (televisión, radio, revistas) y desde la cultura y el entretenimiento (cine, teatro, deporte, música, literatura), las celebridades mediáticas son ejemplos que protagonizan o divulgan el estándar del comportamiento ideal en sociedad.

Se promueve un comportamiento programado y un pensamiento único que configura a la sociedad civil o rebaño de autómatas. Se habla de “normalidad” y, toda persona con un ápice de creatividad o una visión alternativa del mundo y la vida, se derriba o se castra de inmediato cuando no consiguen que sea engullida por el Sistema para ejercer de portavoz disimulado de la Jefatura Negativa. Así surgen cómplices y secuaces, que se diferencian de los vegetales humanos que sólo trabajan y trabajan, compran ocasionalmente objetos innecesarios, se alimentan de comida chatarra y se intoxican con programas basura. Se consideran libres y felices. Nadie les ha enseñado a escuchar su voz interior (vibración). Desconocen el latido del alma y la posibilidad de empoderarse y ser la mayor expresión de sí mismos en sociedad. En la escuela y en el seno de su familia, nadie les habló del sentido de la existencia humana, de la oportunidad de dotarla de significado, de cómo se toman sabias decisiones o de cómo alcanzar la alegría innata que nos habita a todos. Los atributos cósmicos son los grandes desconocidos de nuestro tiempo, y sin embargo, son los mayores tesoros de todos los tiempos.

Desde la antigüedad, unos pocos han sido capaces de situarse por encima de unos muchos pobladores del planeta. Hoy siguen obligando al comportamiento estándar, sin embargo, la mutación de las personas crece paulatinamente desde que Método ENERGYS apareció para hablar de actitud y conducta en vez del proceder programado exclusivamente para “lo correcto” y “lo legal”. Ahora las personas que se concilian consigo mismas y, tras abrazarse por dentro, abandonan el círculo vicioso de autodestrucción de sí mismos y del planeta Tierra, transitan el sendero invisible que se hace visible. Resulta que el espiral los lleva por encima del laberinto de la ignorancia para habitar la 5ªDimensión.

No hay límites en esta dimensión. Por igual, hombres y mujeres crean la Sociedad Mejorada. La naturaleza humana carece de reglas y normas que dividen y separan. NACIÓN GLOBAL ENERGYS configura una sola familia y una sola casa donde se vive. La innovación social inicia al comprender que todo es una y la misma sola cosa: energía cósmica. Por lo tanto, un ser humano es al mismo tiempo el conjunto de toda la raza humana. Un hogar no es solo la vivienda o el domicilio o la propiedad del lugar. Es nuestro planeta, un organismo vivo que también sufre y se queja cuando se lo maltrata.

Durante el siglo XX las formas de vigilancia y control para someter y dominar al 99% de la población, se han perfeccionado y camuflado mucho mejor que en tiempos antiguos. Hasta el punto que se aplauden los grilletes y se besan los barrotes de la cárcel planetaria. Esta Matrix es una granja humana de la que se alimenta el 1% de la población, entidades biológicas de inteligencia avanzada absolutamente torpes en el amor.

La recuperación de los Principios Humanistas Fundamentales trasforma la realidad cotidiana. Las personas ya no pueden ser coaccionadas por el Estado y el Mercado o chantajeadas por la Religión y el Dinero. Moneda Social Digital Planetaria va mucho más allá de lo que nunca hubiera imaginado la Jefatura Negativa. Banco Mundial DONES y TALENTOS va mucho más allá de lo que jamás hubiera podido predecir el Sistema. La Economía de Cooperación, aliada con la tecnología Peer to Peer (P2P) descarta la presencia de árbitros o intermediarios, elevando la actitud y conducta de las personas durante sus acuerdos y transacciones al nivel de la Divisa Humana y el Capital Social. Esto es Capitalismo Humanizado. Esto es Evolución Altruista. En síntesis, Anarquía del Alma.

De nada le sirve ya a la Jefatura Negativa perpetuar el hambre y la pobreza y la guerra. De nada le sirve al Sistema las Instituciones que por décadas han ignorado la consciencia de unidad y negado la fraternidad universal y dañado la oportunidad del bienestar general y perjudicado la opción de la alegría compartida. Ni siquiera sus secuaces más sanguinarios podrán seguir alterando a la ciudadanía planetaria a través de la proliferación de drogas psicoactivas y vacunas, de sofisticadas tecnologías de vigilancia y manipulación, de técnicas educativas del tipo M-K-Ultra para fabricar piezas que encajan en la maquinaria. Tampoco las fábricas de armas químicas o los laboratorios de ingeniería genética y otras atrocidades podrán existir si los empleados forzados hasta la fecha a alquilarse para sobrevivir, disponen de acceso directo a la Ocupación Vital y, por consiguiente, a otra manera de obtener ingresos y salarios.

La Agenda Ciudadana Planetaria configura una manera de ser y de estar en la Tierra que logra la comunión de las almas. Entramos en un período favorable de grandes consecuencias propicias para la raza humana que se emancipa del Sistema. Las personas “despiertas” destierran la influencia negativa de su jornada diaria. Las actividades de hombres y mujeres causan ahora beneficio social a través de la ayuda mutua y la confianza recíproca.

Los desafíos de la raza humana ya no tienen que ver únicamente con el mecanismo económico tradicional y las finanzas clásicas practicadas desde siempre. A partir del presente año 2018 la utopía se hace viable. Será la igualdad entre los seres humanos, real y verdadera, por fin, el fruto de la acción entre los ciudadanos, pues el dinero de las personas, por y para las personas, logra como resultado la toma del control que permite dignidad y libertad a los hombres y mujeres del planeta. Todos con las mismas oportunidades y condiciones. Es posible y es fácil gracias a Internet y los teléfonos inteligentes.

Bastaba con el análisis profundo de un ciudadano cósmico, en vez de las teorías de un político o las soluciones de un secuaz de la Jefatura Negativa. De repente, un mal tan generalizado como es el desempleo o la delincuencia, desaparecen de la sociedad. ¿Quién va a robar nada si puede crear su propio dinero? ¿Quién va a quedarse de brazos cruzados en casa, tirado en el sofá, consumiendo publicidad en televisión si puede dar rienda suelta a su vocación y habilidades particulares? ¿Quién puede meterse en la prostitución si además de su cuerpo, entiende que sus destrezas personales son fuente de ingreso y sustento?

Las tres grandes bolsas de población, los jóvenes a la caza de su primer empleo, que jamás consiguen porque quien contrata les pide una experiencia que es imposible tengan al comenzar en el mundo laboral (I), los trabajadores mayores de 45 años, conocedores del sector y la idiosincrasia de clientes y proveedores, discriminados y alejados de la actividad que han desempeñado por años (II), los jubilados marginados y excluidos, todavía con un saber valioso apto para enriquecer a la sociedad (III), constituyen los grandes olvidados de los políticos y los gobiernos y, sólo un visionario audaz con sensibilidad y empatía por los demás podía haber diseñado esta arma que dispara amor. Enredados en sus pactos y negociaciones e intereses privados y secretos, todos los altos cargos participantes en las actuales instituciones y decisiones del mundo han sido incapaces de resolverlos de manera definitiva. Tampoco han sido capaces de erradicar el hambre y la guerra y el tráfico de droga y de órganos vitales. No les interesa. Han favorecido la injusticia social y el sufrimiento de millones de personas. Sin embargo, esto ha llegado a su fin.

Desde la base, y, juntos, todos con el estandarte elevado del compromiso y la responsabilidad, con el palpitar bajo la piel que desprende honestidad y coraje, somos constructores. Disponemos en nuestras manos del destino del mundo que habitamos. Es la manera en cómo hombres y mujeres se activan durante la jornada diaria que las acciones conscientes o las acciones programadas derivan en la construcción de la Sociedad Mejorada o en la perpetuación de la Sociedad Enferma.